La Fundación Caja Rural de Jaén ha presentado las obras ‘Puerta de entrada a La Garabata’ y ‘Río Guadarrama’, recientemente incorporadas a la colección artística de la institución. Ambas piezas son óleos sobre lienzo, obra del pintor jiennense Antonio Maya Cortés, y permanecerán expuestas para su visita durante las próximas semanas en el ‘Espacio La Rural’.

“Nos interesan pintores de la tierra, sobre todo con temas que encajen en nuestra colección de arte rural. La colección contempla pinturas desde el siglo XVII y cada cuadro va dando un paso en esa visión del paisaje y de los temas rurales a lo largo de la historia de la pintura”, ha señalado el gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas.

En la pintura del artista jiennense se encuentra la necesidad de sustentar las formas con el dibujo, complementándolas con manchas de color que se superponen o yuxtaponen hasta configurar la obra final. En el caso de ‘Río Guadarrama’, se impone la mancha como recurso pictórico posponiendo el rigor de las formas. Por el contrario, en ‘Puerta de entrada a La Garabata’, se puede comprobar cómo se afianzan las formas, el rigor del dibujo y el modelado.

El colaborador de la Fundación y buen conocedor de la obra del pintor jiennense, Manuel Kayser, ha destacado que desde que comenzara su trayectoria artística, y hasta este momento, su obra ha seguido “una línea recta, sin concesiones, fundamentada principalmente en la realidad, unas veces más objetivas que otras, pero siempre fiel a su singular manera de narrar la obra”.

Antonio Maya Cortés, nacido en Jaén en 1950, ha conseguido numerosas distinciones a lo largo de su trayectoria profesional. El artista jiennense ha sido reconocido con el premio Adaja (Ávila), El Molino de Oro (Valdepeñas) o el premio Emilio Ollero (Jaén), entre otros. Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores apoyó la ampliación de sus estudios en la Academia de España en Roma durante el curso 1990-1991.

Sobre Antonio Maya Cortés

Comienza su formación artística en la Escuela de Artes y Oficios de Jaén. Asiste a las clases de dibujo artístico y modelado para desarrollar su fuerte vocación y prepararse para el ingreso en la Escuela Superior de Bellas Artes.

Ingresa en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando en Madrid y es becado por el Ministerio de Educación y Ciencia para realizar la carrera. En el curso de preparatorio tiene como profesor al pintor Antonio López, que ejerce en él una importante influencia. Permanece cuatro años en dicha escuela y, en el último curso, se marcha a Barcelona para ingresar en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Jorge.