La publicación de la memoria anual de la Fundación Caja Rural de Jaén nos da un año más la oportunidad de compartir con toda la sociedad nuestros proyectos del pasado ejercicio 2018.

El primer objetivo de esta memoria es presentar a los socios de Caja Rural de Jaén, Barcelona y Madrid S.C.C. y a la sociedad en general las cuentas de nuestra fundación, con transparencia, en nuestra condición de entidad que está al servicio de la sociedad, no solo a nivel económico, que sin duda es muy importante, sino también a nivel del impacto social en el territorio donde realizamos nuestra misión con un irrenunciable apego a nuestros valores. La memoria, en segundo lugar, nos ayuda a pararnos, y hacer balance de las diversas acciones y actividades que hemos desarrollado e impulsado y mostrar cuál ha sido su impacto en la sociedad, y desde ahí reflexionar de manera crítica como podemos trabajar cada día para caminar en mejorar la
sociedad de la que formamos parte. Por último también nos ayuda a reconocer y agradecer a todas las personas e instituciones que durante este año han sido parte imprescindible de nuestras actividades, siempre con actitud generosa, todas las colaboraciones han sido imprescindibles en nuestro trabajo y sin ellas no hubiéramos conseguido nuestros objetivos.
Nuestra Fundación fiel a su misión, que nos es otra que promover, impulsar y poner en valor proyectos que favorezcan a entidades y personas para el desarrollo social, cultural y económico de nuestro entorno, con especial atención al mundo rural, ha trabajado desde las cuatro líneas de actuación que nos son propias, el Área Social, Cultural y Patrimonial, Comunicación y Olivarum, con el olivar y el aceite de oliva como elemento cultural y potenciador del desarrollo económico y social de nuestro territorio, desde donde hemos querido estar atentos a las demandas y retos que la sociedad de hoy nos plantea y desde ahí hemos intentado diseñar e implementar nuestra acción en favor del interés general de la sociedad.