La Fundación Caja Rural de Jaén y la asociación ‘Muévete por el Parkinson’ de Jaén han escenificado el acuerdo entre ambas entidades con la firma del convenio que servirá para la ejecución de un proyecto de atención social y logopédica entre personas afectadas por esta enfermedad.

Entre las acciones previstas se contempla una campaña de concienciación e información en centros de servicios sociales y centros de salud de la ciudad de Jaén para incentivar el reconocimiento de la terapia logopédica como una herramienta efectiva en el tratamiento del párkinson. De este modo, los profesionales socio-sanitarios podrán reconocer los síntomas y facilitar así la derivación de pacientes para agilizar el inicio de los tratamientos.

El gerente de la Fundación Caja Rural de Jaén, Luis Jesús García-Lomas, ha destacado que este acuerdo posibilitará que “la ciudadanía tome conciencia sobre los efectos de esta enfermedad y, al mismo tiempo, conozca que terapias como la logopedia pueden ser de gran utilidad para combatir sus efectos”.

Otra de las líneas de trabajo de este programa se centrará en el trabajo de un logopeda con las personas que padecen esta enfermedad. El especialista hará una valoración inicial para determinar si existe alguna alteración de la voz, el habla, el lenguaje o las funciones orofaciales y deglutorias. Tras este primer análisis se concertarán las sesiones individualizadas con cada persona usuaria.

El presidente de ‘Muévete por el Párkinson’, José Luis Martos, ha indicado que desde la asociación confían en que “aproximadamente un 80% de las personas usuarias de nuestra entidad puedan recibir este servicio”.

El proyecto, que beneficiará a más de 70 personas, pretende informar a las personas afectadas por la enfermedad, así como a sus familiares, y a los profesionales socio-sanitarios, para que quienes sufren el párkinson puedan tener acceso a un servicio de logopedia con el que mejorar su calidad de vida.

Rural Solidaria 2024

Esta convocatoria está destinada a impulsar proyectos desarrollados por entidades que trabajan en los ámbitos de la discapacidad, enfermedad crónica y adicciones.

Una línea de colaboración dirigida a las personas que pertenecen a asociaciones que trabajan en los ámbitos anteriormente mencionados y que serán los beneficiarios directos de las intervenciones de los profesionales. Además, los profesionales que trabajan con estos colectivos serán otro de los grupos beneficiados, ya que la mayoría de entidades destinan el importe de las ayudas a sufragar todo o parte de las nóminas o seguros sociales de las personas que intervienen en los proyectos.