Inicio > Concurso > Concurso de fotografía Los Excluidos Integra +

Cada año buscamos un lema que nos guíe en nuestro concurso de fotografía Los Excluidos, cuya convocatoria ha alcanzado ya su novena edición; para este año 2016 hemos pensado en la Discapacidad Intelectual y de Desarrollo como tema del concurso. Sin embargo, pensamos que las imágenes que se puedan presentar o muchas de ellas, podrían inducir a la tristeza o al desánimo de los espectadores, y no es eso lo  que queremos transmitir  con las  que como fruto del concurso serán seleccionadas y formarán parte de la exposición. Os proponemos  un lema INTEGRA +, con la intención de que los fotógrafos profesionales, amateurs, aficionados, en definitiva amantes del arte de la fotografía, que vais a participar con vuestras obras en esta nueva edición, ayudéis a conocer qué es  la Discapacidad Intelectual y de Desarrollo, en qué consiste, cuál es su presente en la sociedad del siglo XXI. Deseamos que   las fotografías muestren una dimensión y visión positivas, en la que podamos descubrir la apuesta que desde la sociedad se hace para integrar  a todos los afectados por esta diversidad funcional.

 

¿Qué es la Discapacidad Intelectual?

La discapacidad intelectual es una incapacidad que se percibe cuando la  persona afectada interactúa con el entorno. Por tanto depende tanto de la propia persona, como de las barreras u obstáculos que tiene en su derredor, evidentemente no va a ser lo mismo para ellos vivir en un ambiente rural, como en otro urbano. Hay muchos tipos y causas diferentes de discapacidad intelectual, algunas se originan antes de nacer, otras durante el parto y otras a causa de una enfermedad grave en la infancia, pero todas ellas antes de los 18 años. Lo cierto es que las personas con Discapacidad Intelectual aprenden, sienten y se comunican, aunque les cuesta más y se manifiesten de forma diferente. En su desarrollo juega un papel fundamental la familia y su entorno que, de igual manera, tienen la llave de su estimulación para poder cambiar los estereotipos o autolimitaciones en la vida de los afectados. Buen ejemplo de ello es Pablo Pineda, actor con síndrome de Down, que reconocía en una entrevista que había sido estimulado  desde su infancia en el seno de su familia y por tanto no se sentía excepcional. Es cierto que la discapacidad intelectual es permanente, es decir, para toda la vida, y tiene un impacto importante en la vida de la persona y de su familia, aunque también es cierto que NO ES una enfermedad mental.

En nuestra sociedad occidental del siglo XXI, vemos a los discapacitados intelectuales como personas, como unos ciudadanos más, con sus capacidades y su diversidad y con la posibilidad de todos ellos de progresar si les damos los apoyos adecuados. En sus grados de incapacidad, los que tienen una discapacidad grave y múltiple (limitaciones muy importantes y presencia de más de una discapacidad) necesitan apoyo todo el tiempo, en muchos aspectos de sus vidas: para comer, beber, asearse, peinarse, vestirse, etc. Pero también somos conscientes que las personas que tienen o han tenido relación con lo mismos, trabajando en la mejora de su entorno y haciendo de estos ámbitos inclusivos, desterrando estereotipos, saben de manera positiva que esos entornos mejoran con su participación.

Como cualquiera, son personas con necesidades, actitudes, capacidades y gustos particulares, que por tanto, quieren cosas diferentes en sus vidas y necesitan también diferentes apoyos. Son personas que tienen inquietudes culturales, que saben apreciar la música, la literatura, el arte o la arquitectura, que disfrutan de la vida familiar o de la vida social, que tienen espíritu deportivo o afán de superación,  que les permite con  su discapacidad practicar una actividad deportiva que requiere preparación y esfuerzo para la competición.

¿Qué fotografías queremos?

Instantáneas e imágenes que sean esperanzadoras y positivas, del día a día los Discapacitados Intelectuales y de Desarrollo, que nos muestren a personas que con sus limitaciones encuentran la oportunidad de ser ellos mismos y hacen crecer a la sociedad en la que viven, como miembros plenos de la Comunidad a la que pertenecen.

Fuente consultada http://www.feaps.org/conocenos/sobre-discapacidad-intelectual-o-del-desarrollo.html